DON JURISPRUDENCIO


Es un personaje amable "cincuentón, coquetón y bonachón", sencillo, franco, honesto, estudioso, solidario y con vocación de servicio.

Uno de sus principales hobbis es la lectura de los pronunciamientos de las altas cortes, principalmente sobre asuntos laborales y administrativos.

De origen humilde y provinciano, desde su infancia siempre fue un ávido lector, usuario de las bibliotecas públicas.

Como maestro de largos años, procura hacer sencillo el acceso al conocimiento y de manera picaresca lo adapta para su fácil comprensión. Afirma que mas vale un cliste flojo, que conocimiento cojo y que de copla en copla el entendimiento se acopla.

Está convencido como decía Coutere, que "abogado que deje de estudiar un día es cada día menos abogado."

Respetado Doctor Don Jurisprudencio, si un docente ingresó al servicio bajo el Nuevo Estatuto Docente. ¿Qué derechos tiene si al llegar a los 65 años no tiene el tiempo necesario para pensionarse?
Don Jurisprudencio responde...

Don Jurisprudencio, a propósito de la fiesta del padre, ¿nosotros tenemos algún beneficio por "embarazo"?
Don Jurisprudencio responde...

Don Jurisprudencio, estoy a punto de cumplir los cincuenta años de edad y necesito recopilar los documentos para la PENSIÓN GRACIA, pero resulta que en un trasteo extravié el decreto original de mi vinculación con anterioridad a 1980 y sólo tengo una fotocopia. ¿Será que me
Don Jurisprudencio responde...

Don Juris, recientemente falleció mi esposo y me acabo de enterar que -el sinvergüenza- tenía una querida, con quien también compartía lecho y techo, como dicen por ahí. ¿Será que esa fulana, también tiene derecho a la pensión?
Don Jurisprudencio responde...